Limpieza Facial Con Vapores y Compresas

La limpieza facial realizada mediante vapores es una de las alternativas más eficaces que la cosmetología posee para extraer granos y espinillas del rostro. Los vapores poseen la ventaja de incentivar y acelerar la circulación sanguínea del rostro, así como preparar el cutis para que las cremas y mascarillas penetren mejor en la dermis.

El vapor se encarga de reblandecer la primera capa de la piel y las gotas de las glándulas cebáceas se desprender sin dañar el cutis. En las pieles grasas o llenas de impurezas es recomendable que se realice una limpieza de vapores, al menos, una vez por semana.

Las pieles secas o envejecidas no necesitan de este tratamiento, al igual que los cutis en donde aparecen venitas rojas, porque el calor dilataría aún más todavía las venas y puede aumentar el número de arterias afectadas.

¿Cómo se debe realizarlos?

Se debe hervir un litro de agua con hierbas desinfectantes o tranquilizantes como manzanilla, flores de tilo, salvia, menta, eucalipto y lavanda. Si deseas puede utilizarlo una o más de estas hierbas en cada limpieza, además cuenta con  la alternativa de recurrir a las farmacias, para comprar en ellas extractos de plantas. Agregando unas cuantas gotas de ese extracto al agua será suficiente, aunque un más costoso.

Debe lavarse con agua fría y atar el pelo n la nuca antes de iniciar el tratamiento. A continuación, incline la cara sobre el recipiente de agua, colocando una toalla grande sobre la cabeza y el agua para que el vapor no se pierda.

Los vapores deben durar de diez a doce minutos, no más. Al terminar séquese la cara con una toalla suave retirar los puntitos negros y espinillas con la yema de los dedos cubiertas con papel tisú o un pañito de cara. Finalmente, enjuague la cara con agua de hierbas ya fría.

Sino desea utilizar los vapores puede recurrir a los compresas de agua caliente, que tienen efecto sobre la piel similares a los vapores. Preparare el agua con hierbas de igual manera que los vapores y sumerge en ella una toalla o una gasa y moje bien. Doble la gasa o toalla y tape la cara con ella desde la barbilla, pasando por las mejillas hasta la frente por un par de minutos.

Si desea, puede alterar compresas calientes con frías refrescar el rostro. Para ello debe prepararse dos recipientes con agua, uno frio y otro caliente, al igual que dos toallas o gasas. Siempre se debe empezar por la aplicación de la compresa caliente, para luego pasar a la fría, que se dejara que se dejara actuar por un minuto. Repita la operación tres o cuatro veces terminando con una compresa fría.

En los centros de belleza se realiza la aplicación de vapores y compresas siguiendo los mismos pasos, con la diferencia que en ellos se mescla el vapor de agua con ozono para enriquecer el agua con oxígeno y añadir al vapor una acción bactericida.

como-realizar-una-limpieza-facial1Espero que también te interese:

Leave a Reply

Leer más
Antes de maquillarte

Para lograr como resultado final un maquillaje impecable, fuera de imperfecciones para que tengas un rostro radiante es muy importante...

Cerrar